El menoscabado feminismo

Por alguna razón, el feminismo suele despertar reacciones de lo más peculiares, ya sea en mujeres como en hombres (aunque generalmente los segundos son los que reaccionan peor). Por más que uno explique que feminismo es libertad de elección, respeto e igualdad, la mayor parte de las personas sigue insistiendo en que el feminismo es la contraparte del machismo e implica la creencia en la superioridad de la mujer.

Es más, hace poco, Leslie Power se refirió a las complicaciones de la mujer actual (extensas jornadas laborales, menos tiempo para criar, delegar funciones de crianza en desconocidos) como “las malas jugadas del feminismo” [1]. Esto pasando por alto que Beauvoir siempre habló de la maternidad velando por el bienestar de la madre y su hijo [2] al igual que Emma Goldman [3]: ambas postulaban que la maternidad debía ser libre (¿qué madre puede ser “buena” si no está feliz o al menos conforme con su situación?). Por supuesto, han sido mal interpretadas (en mi opinión, a propósito, pues sus textos son tan claros que no hay mal interpretación posible). Incluso Betty Friedan consideraba la maternidad como un freno en su contexto, pero no en general y en el nuevo prólogo de La mística de la femeneidad presenta una nueva causa para el feminismo: buscar que las jornadas laborales dejen de ser tan enfermizas y formar una sociedad en donde la madre, el padre y los hijos tengan cabida y no sean un estorbo en la maquinaria.

Decir que una mujer no debe ser madre no es feminismo. Decir que la mujer está por sobre el hombre no es feminismo. Ambos postulados se alejan por completo de la idea del feminismo que significa, como ya dije, libertad de elegir, igualdad y respeto. El hembrismo es la contraparte del machismo. Y las extensas jornadas laborales y la delegación del cuidado de los hijos en desconocidos no son un conflicto causado por las teorías feministas sino por el capitalismo y el neoliberalismo, que buscan por sobre todas las cosas la eficiencia material y no la felicidad o el bienestar del individuo (como bien indicó la “Alejandrita” [4]).

Pero bueno, todo lo anterior aún no me sirve para desentrañar de dónde viene esta visión negativa del feminismo. No logro entender como postulados tan claros fueron desvirtuados y como una causa que abogaba por eliminar el patriarcado se convirtió en conseguir sueldos decentes en un sistema que ya estaba podrido hace tiempo.

Dejaré esta como una entrada sin concluir, pues me queda como tarea pendiente investigar en qué momento sucedió esa desvirtuación. A las personas que me leen les dejo una pregunta: si no concuerdan con el feminismo o si alguna vez no concordaron con este, ¿a qué se debe/debió? ¿Tuvieron siempre esta idea del feminismo o tenían otra? Y si tenían otra, ¿de dónde la obtuvieron?

Anuncios

3 comentarios en “El menoscabado feminismo

  1. Ohh, gracias por citarme!! ^^.

    Yo tuve una visión del feminismo como equivalente al machismo, hace muuuchos años. Luego comprendí que confundía el machismo con el hembrismo, como muchos lo hacen, sobre todos los hombres, que creen que igualdad significa ser tratadas como un hombre (¿no quería igualdad? ). Por años, la mujer feminista era lesbiana, solterona, amargada. nunca una mujer realizada y feliz, nunca alguien agraciado o con vida social satisfactoria.

    Creo que el feminismo no terminó siendo mal entendido por negligencia o por poca comprensión. Creo que hubo quienes lo quisieron así, quienes nos enseñaron a que fuera así.
    Iba a poner un tema sobre eso, pero al final no lo he hecho, pero solo fíate en las propagandas y sobre todo en una propaganda de super pollo, donde muestra a las distintas mamás. La “mamá olvidadiza” que dejaba a la hija (Antonia) esperando en el colegio y al pollo quemándose, era la única que trabajaba y la peor vestida y arreglada. Eso es un mensaje subliminal: las mujeres o trabajan o se encargan de los hijos, pero las dos cosas no pueden hacerlo bien, no rinden bien y tampoco se preocupan de arreglarse bien, dejan de ser femeninas cuando trabajan.

    Ese concepto lo tenemos tan arraigado, es tan normal ese prejuicio, que cuando se lo comenté a mi mama, solo me dijo que no se había dado cuenta, que es precisamente el fin: que no te des cuenta como te educan como quieren.

  2. Buen tema. No deja de ser curioso que las “feministas” que conozco, del movimiento establecido, son lesbianas, no solteras, pero con parejas inestables y bueno, lo de ser amargada o no, está fuera de mi capacidad de crítica en este tema. Entonces, cuando partes de esa base, se hace bastante difícil tener una visión pura del feminismo, porque esas mismas personas desvirtúan el concepto.

    Y, por otro lado, la libertad de elección, respeto e igualdad, es algo que pareciera tan básico, pero resulta tan complejo. Hay mujeres en el mundo que todavía son condenadas a muerte porque fueron violadas o quizás una vecina tuya es golpeada, porque llegó tarde o la pareja andaba de mal humor.

    Estamos a años luz de volver ese lema realidad; sin embargo, (y esto lo digo con cierto pudor, que también es causa de los siglos de machismo que llevo en mi ADN), yo me considero una feminista realizada: Soy madre de un maravilloso hijo, sano y feliz. Tenemos una linda casa. Trabajo en lo que me gusta, como independiente, gano lo que quiero y no lo que me dicen que tengo que ganar o lo que según otros vale mi trabajo. Tengo tiempo para ir dos horas diarias con mi hijo al parque, llevarlo al jardín e ir a buscarlo, acostarlo todos los días, y por qué no, para ver a mis amigos, tomar clases de piano, escribir, leer y estar acompañada si quiero y siento. Soy muy feliz y no tuve que pisotear a nadie para sentirme mejor, sino todo lo contrario, ojalá la gente pudiera ver el mundo con mis ojos y más mujeres, hombres, niños, ancianos, pudieran tener la bendición que yo tengo. Estoy dónde y cómo quiero estar.

    Pero ojo, y yo sé que la dueña de este blog me comprenderá, cómo duele, cómo es necesario ese caos y la catarsis, para lograr esto cada día.

    Feminismo es libertad de elección, y no importa las circunstancias en las que uno debe vivir, siempre hay un grado de libertad. ¿Qué haces con ella?

  3. Tengo la mismas visión de feminismo que plateas, curiosamente en muchos fanzines en Colombia y a muchas feministas solo le veo la visión de libertad sexual, el explorar su clittoris y ahí se queda, creo que va mucho mas allá.. y en general he tenido discusión con la confusión y equiparacion de feminismo con el machismo y la idea errónea de que el feminismo busca la superioridad de las mujeres mas no la igualdad, creo que esto ultimo es la visión mas común que me he encontrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s