Mi experiencia con el Software Libre

La primera vez que intenté usar GNU/Linux fallé estrepitosamente. Fue por el 2007 y un amigo me convenció de instalar Ubuntu -¿a qué no adivinan cómo?- gracias a los efectos de Compiz. Siempre he sido muy independiente para el tema de la computación porque no me gusta esperar a nadie que pueda ayudarme, quiero hacerlo todo de inmediato, así que me largué a instalar Ubuntu sin saber casi nada del tema y más encima en un momento en que usar esta distro no era precisamente sencillo. La cosa es que dejé la embarrada en el computador, no pude hacer funcionar el internet ni mucho menos la tarjeta gráfica y, por ende, los efectos. Ahora entiendo el porqué, pero en ese momento me horroricé y me devolví lo más rápido que pude a Window$ XP.

Durante mucho tiempo estuve diciendo que usar GNU/Linux era demasiado difícil para mí, hasta que apareció JP Neira convenciendo a mi novio de que dejáramos el imperialismo de Micro$oft y él cedió. Nos comprometimos a cambiarnos juntos para ir aprendiendo de a dos. Por suerte esta vez conté con la asistencia de Juan Pablo en todo sentido, pues el cambio no fue sólo por un tema de atractivo visual o gratuidad, sino por razones ideológicas que antes no conocía. Usar Software Libre para mí representó desligarme de un Imperio computacional que comete una serie de “infracciones” a la libertad del usuario como: 1) Prohibirte usar el SO en varios computadores a la vez 2) Cobrarte, no por obtener el disco, sino por la licencia del programa y sistema operativo que deseas 3) Acumular información de cómo usas el SO sin autorización previa 4) Entregar esa información a otras organizaciones 5) Realizar cambios en tu sistema sin previo aviso 6) Crear programas no-compatibles con versiones añejas de Window$ que finalmente te fuerzan a actualizarte y mucho más. Es cierto que se puede ocupar una copia pirata de Window$, pero ¿de qué sirve tener instalado un sistema de una compañía que hace todo para ganar dinero y nada para facilitarte las cosas? ¿No es mejor apoyar proyectos libres, que buscan lo mejor para la comunidad y no para los bolsillos individuales?

Hace un año que uso sólo GNU/Linux en mis computadores y puedo decir que he aprendido muchísimo. He pasado por varias distros: Trisquel, Ubuntu, Kubuntu, Xubuntu, Linux Mint, Debian, Fedora (en estas dos sólo dure unos 10 minutos xD), entre otras que no recuerdo. Mi favorita siempre ha sido Trisquel, tanto por su facilidad de uso, como por el hecho de ser 100% Software Libre. Sólo la dejé de usar en mi netbook Acer Apire One D260 porque tenía una tarjeta Wifi privativa, así que terminé vendiendolo y comprando un notebook compatible.

Pero no quiero meterme en cosas técnicas. Sobre eso hay mucho escrito y la importancia que le doy al Software Libre -y que quiero compartir con ustedes- va mucho más allá de eso. Una de las cosas que más me ha sorprendido es la tremenda comunidad que hay en torno a este tipo de software. Una comunidad servicial, siempre dispuesta a ayudar. Cuando tienes problemas con alguna distro, puedes encontrar muchísimas posibles soluciones facilitadas por usuarios como tú, que tienen un poco más de experticia o experiencia en el área. Porque claro, como señala Stallman, el Software Libre conlleva algo de cooperación y compañerismo porque el código de los programas y su creación deja de ser un conocimiento secreto de unos cuantos para ser algo que cualquiera con algo de voluntad y tiempo pueda aprender.

¿Inconvenientes? La mayoría han sido técnicos, como la incompatibilidad del hardware (provocada no por GNU/Linux, sino por los drivers de algunas empresas que siguen siendo de código cerrado y/o privativo), pero durante un tiempo igual me afectó la falta de costumbre y la ausencia de juegos conocidos (no la ausencia de juegos, porque GNU/Linux cuenta con una amplia gama de ellos). Nada insuperable, nada que no valiera la pena por una buena causa. Bueno, por una causa y por la otra serie de factores que podrán encontrar en cualquier lado: seguridad, estabilidad, gratuidad, velocidad y, lo más importante, libertad (de usar, compartir, indagar, aprender).

Este 24 de enero se vota en USA una ley que nos afectara a todos: Stop Online Piracy Action (SOPA). Si bien cuenta con muchos opositores, es posible que se lleve a cabo igual. ¿Qué hacer ante esto? Mi respuesta sería volcarnos hacía la comunidad libre. Escuchar y descargar música sin derechos de autor, usar Software Libre, descargar libros de autores que suben sus publicaciones de manera gratuita a la red, etcétera. Porque por más que SOPA se detenga ahora, los poderosos van a seguir lloriqueando para controlar el internet. Fomentar la comunidad libre los deja desarmados. Nos jodemos a sus grandes compañías a través del boicot, de paso no hacemos un sacrificio tan grande porque tenemos alternativas y fomentamos la libertad y la cooperación al menos de manera virtual (la idea sería llevar esto a cabo también en vivo).

Algunas citas de Richard Stallman, fundador del Movimiento por el Software Libre y programador:

 – “Poner patentes a licencias sobre el software es como poner patentes sobre las recetas culinarias. Nadie podría comer a menos que pagara por la licencia de la receta“
– “Beethoven era un buen compositor porque utilizaba ideas nuevas en combinación con ideas antiguas. Nadie, ni siquiera Beethoven podría inventar la música desde cero. Es igual con la informática“
– “A Microsoft no le gusta que escapemos a su poder“

Anuncios

14 comentarios en “Mi experiencia con el Software Libre

  1. Yo pienso que no hay que ser anti empresa o anti propiedad privada. Está perfecto que una empresa haga un software y sólo lo permita usar bajo las condiciones que desee como por ejemplo cobrando por cada instalación o por hora.
    También está bien que no muestren el código fuente.
    Lo malo de Windows no es eso ni tampoco es ninguna de las 6 cosas que mencionas.

    Lo malo es que abusaron de su posición dominante en el mercado de los sistemas operativos para entrar en otros mercados.

    El software libre tiene la ventaja de las 4 libertades (usarlo, modificarlo, hacer copias y distribuir las modificaciones realizadas). Pero está hecho en parte por corporaciones con ánimo de lucro y por donaciones de tiempo, dinero y conocimientos del sector privado (llamado comunidad).

    Por ejemplo cuando un voluntario en su tiempo libre decide corregir un bug o empaquetar una aplicación, está transfiriendo recursos del sector privado al software para el que trabaja.

    MS tiene mala imagen no por ser una corporación o por buscar el lucro sino porque son por sus prácticas anti competitivas.

    Según mi punto de vista, Apple tiene prácticas peores, pero como no tiene posición dominante y podemos elegir otra cosa, no es tan grave. Por eso Linux es tan necesario: para que haya opciones y seamos libres para elegir.

    • No me parece bien que una empresa sólo permita usar un software bajo las condiciones que desee ni que no muestre su código fuente por el simple hecho de que ese software no es propiedad exclusiva de la empresa: ha sido logrado gracias a años de estudios, muchos aportes han contribuido a lograr lo que esa empresa ahora nos entrega y no es un logro de esta ni del programador, sino de la sociedad. El que una empresa te ponga restricciones para usar un software y te impida compartirlo es bastante similar a publicar un libro y prohibir su préstamo u obligarte a leer dos páginas diarias si decides comprarlo. Concuerdo contigo en que las prácticas monopólicas de Micro$oft son terribles, pero no es lo que me interesa.

      Saludos.

  2. El que hace la obra decide cómo permite que sea usada. Lo mismo pasa con el software libre. Quienes lo hacen prohíben hacer muchas cosas con él. Por ejemplo, algunos no permiten distribuir una versión modificada sin publicar el código fuente de las modificaciones (GPL).
    Otros permiten tomar el código libre, modificarlo, no mostrar las modificaciones y ponerlo bajo una licencia privativa (BSD). De hecho Windows tiene código BSD. OS X también tiene código que era libre y ellos se lo “apropiaron” legalmente y respetando la licencia que tenía.
    Lo malo no es que exista software bajo licencias restrictivas, lo malo es que esa sea la única alternativa.

    • “El que hace la obra decide cómo permite que sea usada”: no digo lo contrario, simplemente no concuerdo con ello. En mi opinión si alguien quisiera fotocopiar un libro debería tener plena libertad para hacerlo, al igual que quién quisiera sacarle fotos y enviarlo por correo. Pero te saqué el ejemplo de un libro, porque en cuanto al software las empresas son aún más restrictivas que las ya restrictivas editoriales. Mi enfoque va más hacía el lado del conocimiento libre en todo sentido (software, música, libros, cine), pero claro, en una sociedad competitiva como esta es complejo (pero no imposible).

      El código GPL existe para garantizar la libertad y es entendible. No lo pienses desde el punto de vista desde el pobre programador que no podrá privatizar su código, sino desde el usuario final, que es lo que les interesa a quiénes usan una licencia GPL. La idea es respetar la libertad de esa persona, la libertad de usar el software como a ella le plazca y la posibilidad de aprender gracias a que el código está a su alcance. Como se suele señalar, el código BSD garantiza la libertad de empresa, el GPL la del usuario: a mí me parece más importante este último debido a su vulnerabilidad y escasez de recursos, por lo tanto respaldo completamente que quién programe un software busque garantizar que este no se vuelva nunca privativo. Puede parecer paternalista, pero en una sociedad en donde el conocimiento “alternativo” no tiene cabida es la única opción.

      Ahora bien, si te fijas yo evito hablar en términos tan grandilocuentes como “bondad” o “maldad”. Es simplemente que las licencias privativas no responden al modelo de sociedad que busco, una en donde primen valores más enfocados en la libertad, la unión, el compañerismo, en lugar de la libre competencia. Justamente por eso traté de enfocar esta entrada desde mi experiencia personal y no desde absolutismos.

      Saludos 🙂

  3. “¿No es mejor apoyar proyectos libres, que buscan lo mejor para la comunidad y no para los bolsillos individuales?” :O pero… es de gente honrada ganarse la vida trabajando con el software libre, venga, que no todo debe ser gratis por estar bajo la GNU GPL xD

  4. no se puede ser mi idea , pero note una cierta confusión entre software privativo (antónimo de software libre) y software propietario (cual quier software que no esta en dominio publico), ojo que el software libre tiene un propietario, de lo contrario cualquiera podría adueñarse de el y licenciarlo como software privativo.

    por lo demás yo tuve la suerte de conocer a JPneira el 2009 cuando RMS estuvo en santiago, una gran persona el Jp .

    por otra parte ganar lukas como empresa nunca esta mal de echo es el fin de toda empresa, pero lo ideal es que sea de forma ética y allí esta el problema de la mayoria.

    Saludos

  5. si fuera por richard stallman, los programadores hariamos la pega por chubis ¬¬. tampoco hay que irse a los extremos y criticar a “Moco$osft” porque ellos han hecho su buen aporte al mundo del software y ahora ultimo están liberando sus productos con licencias abiertas. y el problema de asustarse por una ley que pena el uso de programas “piratas” es que la gente no sabe que hay alternativas. algún día lo sabran y se moverán solitos donde nadie los moleste, asi tal ley “quizas” haga más bien que mal. sobre linux y demases, tratar de “meterselo por la fuerza” a la gente tendrá el mismo resultado que cualquier cosa que se haga de tal forma.

    • Lamentablemente te has topado con alguien que apoya totalmente a Stallman. Es más, para mí toda la sociedad debiera funcionar sin dinero, otorgando nuestros servicios y recibiendo otros de manera totalmente libre. Es más, si algún día escribo un libro espero poder “hacer la pega por chubis” y regalarlo, porque tengo claro que ese conocimiento se lo debo a la sociedad (autores, influencias, experiencias, etcétera) y no a mi cabeza privilegiada. Tengo claro que sólo estaré aportando un granito extra más, por lo que no podría lucrar con ese conocimiento, que nos pertenece a todos 🙂

    • En todo caso como señalé en mi entrada, esto es un problema que va más allá de programar bien o mal o del costo de los programas. Mi principal crítica a Micro$oft no es esa. Por mucho que hayan aportado lo han hecho cagándose al usuario, engañándolo, omitiéndole información, espiándolo… Ningún avance tecnológico, por genial que sea, se me hace válido si no ha sido llevado con un mínimo de ética o al menos de sinceridad. Por lo mismo, que sus licencias sean abiertas me da lo mismo en cuanto a valoración de la empresa: los problemas que tengo con ellos son demasiados como para que eso me haga matizar mi postura.

  6. Pingback: Mi experiencia con el Software Libre by ovejitadescarriada | Cultura Libre | Scoop.it

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s